PLAN FAMILIAR DE PROTECCIÓN CIVIL

QUÉ HACER EN CASO DE LA LLEGADA DE UN HURACÁN. Los huracanes son tormentas intensas que ocasionan inundaciones, marejadas y vientos intensos que amenazan la vida y los bienes de la población, por eso es importante conocer las medidas que se deben aplicar para evitar tragedias y problemas de salud.

Las familias deben tener su propio programa donde se especifique un punto de reunión y la ruta que deberá tomar cada integrante. Aquí te damos algunos consejos para actuar antes, durante y después del azote de un huracán.

ANTES. Las medidas de prevención para proteger a tus seres queridos son: a) Mantenerse informados a través de los medios de comunicación; b) Quedarse en casa si es segura o de lo contrario ir a un albergue; c) Reparar techos, ventanas y paredes; d) Tener a la mano documentos personales; e) Tener artículos de emergencia (pilas, cerillos, veladoras, radios portátiles, medicamentos, etc), ropa abrigadora e impermeables; f) Cerrar puertas y ventanas y proteger cristales con cinta adhesiva; g) Cubrir con plástico objetos que se dañen en el agua; y h) Limpiar desagües y coladeras.

DURANTE. Si no es necesario evacuar tu hogar, toma en cuenta las siguientes recomendaciones: a) Mantenerse alejados de puertas y ventanas, en caso de abrirse alguna evitar avanzar hacia ellas; b) Asegurar y cubrir los muebles y aparatos electrónicos; suspender el suministro de energía eléctrica, de gas y agua; c) Prestar especial atención a niños y personas de la tercera edad; d) Mantenerse al tanto de las noticias en un radio con pilas y/o teléfonos celulares; e) No salir de casa hasta que las autoridades lo indiquen; f) Mantener la iluminación con lámparas de pila o con veladoras.

DESPUÉS. A) Seguir las instrucciones de las autoridades y reportar los heridos y daños; b) Permanecer en casa si no sufrió daños, de lo contrario acudir a un albergue; c) Beber sólo agua embotellada o hervida, no usar de la llave aunque ya se cuente con el servicio; d) Colaborar en labores de limpieza, sobre todo en el desalojo de agua estancada; e) Mantener desconectados los ductos de gas, luz y agua hasta que las autoridades indiquen que ya no hay peligro; f) usar el teléfono sólo para emergencias; y g) Acudir ante las autoridades para hacer frente a situaciones de emergencia, no tratar de resolverlas si no se cuenta con experiencia para ello.

Te podría interesar